Recomendaciones para tu viaje de buceo

Son muchos los apasionados por sumergirse en las profundidades de los mares, algunos lo hacen con un fin científico, investigadores que buscan reliquias del pasado en el fondo del océano, o bien por el hecho de conocer la vida y geografía de las profundidades submarinas.


Para otros la opción de viajes y buceo es doble satisfacción, por un lado conocer distintos destinos, con la ventaja de llevar adelante este apasionante hobby, amantes de la naturaleza y deseosos por descubrir y disfrutar de un ambiente exótico, en un mar lleno de misterios. Conocer especies exóticas de la biología marina y sorprendentes arrecifes de coral, son solo un ejemplo de la infinidad de situaciones que podrás vivir en las profundidades. Todo un ecosistema por descubrir.


El buceo deportivo y de recreación requiere de un adecuado entrenamiento previo, en muchos países sin estos conocimientos está prohibido sumergirse.
En algunos países se practican los llamados “bautismo submarinos”, siempre y cuando se realice la actividad acompañado de un instructor quien se encarga de indicar las profundidades y tiempos máximos permitidos.
 

Claves de un buceo seguro:
Conocer las normas para una correcta planificación de la inmersión.
Control exhaustivo del equipo antes de cada inmersión, tu vida dependerá de él.
No bucear a más de 20 metros de profundidad, ya que se corre el riesgo de sufrir una enfermedad descompresora.
Evitar bucear solo, recuerda que el buceo es una actividad grupal.
Luego de una inmersión y al momento de ascender, se debe liberar el aire de a poco, a medida que se va perdiendo profundidad. El retener el aire puede causar desgarros pulmonares porque el gas tiende a expandirse.
No retener el dióxido de carbono respirando muy corto y no dando tiempo a eliminarlo. Los síntomas de que esto está ocurriendo son jadeo, debilidad, mareo, dolor de cabeza.
Realizar la “llamada maniobra de valsalva” realizándola varias veces, consiste en soplar fuertemente por las fosas nasales mientras se presiona al mismo tiempo con los dedos la nariz, con la finalidad de abrir la trompa de Eustaquio y así prevenir probables daños en el tímpano.
Los tanques se recargan con aire comprimido y no con oxígeno, salvo para buceos profesionales de altas profundidades.


Elementos importantes: Para estar preparados en posibles casos de emergencia llevar cuchillo, silbato y cuerda.
El buceo deportivo no requiere solo de práctica, sino también de conocimiento, prudencia y responsabilidad para evitar cualquier accidente. Conocer tus límites y no intentar pasarlos, en el fondo del mar las leyes de la naturaleza son otras y segundos pueden ser fatales.


Por último elegir el destino según tus expectativas, en cada uno encontrarás distintas actividades y la posibilidad de conocer de cerca biologías submarinas  que nunca antes hayas conocido. Entre los destinos más elegidos encontramos los viajes de buceo al mar rojo, famoso por su diversidad de especies de peces y corales. La clave es consultar con la debida antelación los destinos ofrecidos por las distintas empresas de turismo aventura, ten en cuenta alojamiento, servicios y traslados hasta la zona de buceo.

Julieta Martinez
Asesora en viajes de aventura, turismo ecologico, expediciones
seguime en twitter @julyviajes

http://www.pasaporte3.com/ambarviajes.php


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae